Emilia Clarke sufrió dos aneurismas cerebrales durante el rodaje de Game of Thrones

marzo 21, 2019

En un ensayo escrito por la actriz y publicado para The New Yorker, la actriz detalla los problemas de salud y las cirugías que tuvo que pasar para continuar con el papel de la Madre de Dragones.

La exitosa serie de HBO llegará a su fin este año. Aún no se ha estrenado y ya ha dado mucho de qué hablar. En especial todas las teorías que se han generado en torno al destino de uno de los personajes más importantes para la serie: Daenerys Targaryen.

Interpretada por Emilia Clarke, Daenerys es la Madre de Dragones, La Que No Arde, la fuerte e implacable Khaleessi. A lo largo de 7 temporadas, con su determinación y fortaleza, ha logrado ganarse los corazones y la confianza de muchos de sus compañeros de viaje. Tanto, que están dispuestos a morir por su causa.

Si bien, la vida de Clarke es muy distinta a su personaje en la serie, la determinación y vitalidad de la actriz es comparable con el de Daenerys, como ha demostrado en el ensayo que publicó para The New Yorker, donde relata sus experiencias tras sufrir dos aneurismas cerebrales.

El primero de ellos, ocurrió justo después de finalizar la grabación de la primera temporada de Game of Thrones. La segunda ocasión, ocurrió tras finalizar su participación en la temporada 3. En ambas ocasiones, Clarke tuvo que ser sometida a cirugía de emergencia.

En los años posteriores a la segunda intervención, he mejorado mucho más de lo que yo esperaba. Hoy puedo decir que me siento al cien por ciento.

Al finalizar la grabación de la temporada 1 de Game of Thrones, la actriz, que tenía 24 años en ese momento, decidió contratar a un entrenador personal para liberar algo del estrés. Una mañana, llegó al gimnasio con un terrible dolor de cabeza, hasta el punto en el que casi quedó inconsciente. Cuando la llevaron al hospital, la diagnosticaron una hemorragia subaracnoidea (cuando un vaso sanguíneo inflamado en el cerebro se revienta), que puede provocar daños permanentes e incluso la muerte.

Después de ser ingresada a cirugía, logró recuperarse sin demasiadas complicaciones. Después de algunos días, mientras realizaba algunas pruebas cognitivas, Clarke tuvo problemas para recordar su nombre. Descubrieron que sufría de Afasia (una condición que afecta la posibilidad de procesar el lenguaje y habla).

Nunca había sentido tanto miedo. Como si todo se derrumbara. Recuerdo pensar que si mi vida iba a ser así, no tenía caso seguir. Soy una actriz. Necesito recordar cosas. Ni siquiera podría recordar o pronunciar mi nombre. En varias ocasiones quería rendirme. Durante los momentos más difíciles, les pedía a los doctores que me dejaran morir. Todo mi trabajo, el sueño que estaba cumpliendo, estaba basado en el lenguaje y comunicación. Sin eso, estaba perdida.

Aunque la Afasia desapareció, descubrieron que tenía otro aneurisma en su cerebro. Afortunadamente, era más pequeño, pero podía reventar en cualquier momento. Comentó su situación con los creadores de la serie acerca de su problema, por lo que tomaron las medidas necesarias para que continuara en la segunda temporada. A pesar de esto, ella lo refiere como “su peor momento en la serie”.

No sabía ni entendía qué se supone que estaba haciendo Daenerys. Solo pensaba en que cualquier día podía morir.

En 2013, Clarke fue a una revisión médica donde le mencionaron que el segundo aneurisma en su cabeza había crecido. Nuevamente, fue sometida a cirugía. Desafortunadamente, el proceso no fue exitoso y le provocó una hemorragia interna, por lo que los doctores tuvieron que abrir nuevamente su cabeza. La segunda operación fue exitosa, pero la recuperación fue lenta.

Tras su experiencia, ayudó a crear SameYou, que ofrece tratamientos para quienes están en recuperación de condiciones que afecten el cerebro.

Hay algo gratificante y más grande que solo suerte, en poder terminar la serie. Estoy tan feliz de haber sido parte y de ver la historia hasta el final, así como el comienzo de lo que venga después para mi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *