La oleada verde inunda la Ciudad México

octubre 1, 2018

El pasado viernes 28 de septiembre se dieron cita en la Ciudad de México cientos de mujeres para demandar el derecho al aborto legal, seguro y gratuito en todo el país.

Una multitud de mujeres que portaban prendas color verde se congregó en el Monumento a la Madre desde las 15:30 para comenzar su marcha hacia el Zócalo. La movilización a favor de la despenalización del aborto también se realizó en Puebla, Aguascalientes, Veracruz, Oaxaca, Tamaulipas, Chiapas, Coahuila, Guanajuato, Monterrey, Morelos, Querétaro, Quintana Roo, Baja California y Guadalajara.

En la Ciudad de México el aborto está despenalizado, hasta las 12 semanas de embarazo, desde el 2007. Sin embargo, las recientes convocatorias buscan visibilizar la necesidad de modificar las leyes en los distintos Estados de la República, donde las mujeres pueden pasar de 1 a 5 años en prisión por someterse a un aborto clandestino. A esto se suman los riesgos que implican las condiciones inadecuadas en las que se lleva a cabo, sobre todo en regiones sin acceso a hospitales. Por ello, tanto colectivos de feministas militantes como grupos de amigas, compañeras y madres acompañadas de sus hijas e hijos, decidieron inundar las calles de la Ciudad con pañoletas y carteles verdes.

Para Marisol, perteneciente a Colectiva Cuerpa, esta lucha es importante porque: “Las mujeres históricamente siempre han sido negadas de sus experiencias, empezando por su corporalidad. Siempre se ha decidido sobre ellas desde distintas instituciones: la familia, la Iglesia o el Estado. Creo que defender el aborto es defender la autodeterminación de las mujeres, la libertad, la decisión, que tomen las riendas de su vida, de lo que quieren hacer. La maternidad debe ser elegida y deseada, y no tiene que ser una imposición de ningún modo para nadie”.

Las actuales manifestaciones, que comenzaron desde el 8 de agosto en la Ciudad de México, forman parte del eco surgido en Argentina, donde, a pesar de las protestas, no se ha conseguido aprobar la ley a favor de la despenalización del aborto. Al respecto, Paulina, compañera argentina que acompañaba esta marcha, comentó que esto puede verse desde una doble lectura: “por un lado puede ser pensado como una derrota, pero es un movimiento que se inició hace más de 30 años y son generaciones de feministas organizadas de la campaña nacional por el aborto legal, seguro y gratuito. Fue un triunfo lo que se suele llamar la despenalización social y la movilización, a pesar de que no haya pasado a la segunda instancia el proyecto de ley, de todos modos va a seguir presentándose y eventualmente va a pasar”.

A pesar del difícil panorama al que nos enfrentamos en México, queda el ánimo que desde la experiencia argentina alienta a las mujeres: “que se aferren al triunfo inmenso que ya consiguieron en la Ciudad de México antes que en cualquier otro lugar de Latinoamérica. Seguir insistiendo como nos toca a todas”, comentó Paulina.

Por Stefanía Acevedo

Fotografías por Stefanía Acevedo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *