Hoy 50 años del último concierto de The Beatles en la azotea de Apple

enero 30, 2019

Hace 50 años, la tarde helada de un Jueves 30 de Enero de 1969, la más grande banda de todos los tiempos dio, sin saberlo, su último concierto.

Habrá que poner en perspectiva que The Beatles, el cuarteto más famoso de Liverpool, se encontraba en una crisis creativa. Se habían quemado el cerebro en los humos psicodélicos de la lisergia hippie, con dos álbumes apoteósicos Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band y Magical Mystery Tour. Cansados de ello se fueron al otro extremo con el descomunal “Album Blanco”, un ejercicio de individualidad que fragmentó la unión del cuarteto.

Paul McCartney, quien es el más grande fan de los Beatles, desesperadamente trataba de plantear ideas que pudieran proseguir con la imagen y la vida del grupo.

the beatles

El edificio localizado en el número 3 de la calle Saville Row en el centro de Londres (zona primordialmente de oficinas y establecimientos mercantiles), acogió a la banda durante esta improvisada sesión, mientras se encontraban grabando el accidentado y poco amable Let It Be.

El proyecto originalmente llevaba el título Get Back, pues el nuevo disco se anunciaría como un “regreso a la forma” para el grupo: nada de efectos de consola, nada de doblajes, nada de músicos de sesión (aunque por salud mental y creativa tuvieron que llamar a su viejo amigo de los días de Hamburgo, Billy Preston), se trataba de retomar la esencia de los Beatles, en la que sólo contaban con sus guitarras, voces y composiciones bien planeadas.

El accidentado proyecto de McCartney era muy ambicioso. El grupo ensayaría y grabaría un álbum desde cero, todo el proceso sería filmado y lanzado en una película. Las nuevas canciones se grabarían en un concierto frente al público que las escucharía por vez primera. Se manejaban muchas locaciones para el mencionado show: un anfiteatro en Grecia, un barco, un concierto en el Roundhouse de Londres. Nada prosperó.

Conforme avanzaban las sesiones, el proyecto fue cambiando radicalmente. El ambiente del estudio en Twickenham no era el más favorable. Ninguna banda puede crear las mejores canciones de su carrera a las 8 de la mañana, con frío y entre luces de colores. El desgaste de la relación entre los cuatro fantásticos era notorio. Habían estado “prisioneros” en el núcleo Beatle durante 10 años, ahora tenían esposas, hijos y sus aspiraciones iban más allá de los Beatles, querían ser desarrollar su propia personalidad.

the beatles

Luego de una pelea muy acalorada entre Paul y John contra George, éste último renunció a la banda. El hecho los sacudió bastante, pues fueron a pedirle disculpas y éste a su vez propuso desechar la idea de grabar en concierto, para formalizar las sesiones en el estudio de grabación (sesiones que tampoco fueron de su agrado, por lo que Lennon se las dio a Phil Spector para que las dejara “mas o menos presentables”, añadiéndoles fastuosos arreglos de cuerdas para disgusto de McCartney).

Decepcionados de todo, el grupo decidió hacer un “palomazo” en la azotea de las oficinas de Apple para recuperar el buen humor (George Harrison no quería participar pero lo acabaron convenciendo). Tocaron sus nuevos temas:

“Don’t Let Me Down” (dos versiones)
“I Want You (She’s So Heavy)” (canción de Lennon que inicialmente cantaba Paul y que no apareció sino hasta el siguiente álbum, Abbey Road)
“I’ve Got A Feeling”
“Get Back” (cinco versiones, en una de ellas los amplificadores de John y George fueron apagados por su roadie Mal Evans para llamar su atención ante la presencia de la policía y en otra toma Lennon se equivocó durante el solo de guitarra)
“Dig A Pony” (de la cual Lennon aún no se sabía bien la letra, por lo que un camarógrafo se arrodilló frente a él con un atril con la letra)
Un brevísimo fragmento de la popular canción irlandesa “Danny Boy”
El himno británico “God Save the Queen”
Un fragmento de “A Pretty Girl Is Like a Melody” del compositor Irving Berlin
“One After 909” un tema que habían grabado al principio de su carrera y ahora retomaban.

A pesar de los problemas, en las escenas de la película es evidente que el grupo se la está pasando muy bien, se les ve contentos de estar tocando uno junto al otro, hay una buena vibra y todas las diferencias se evaporan en un momento único.

La imagen es perfecta y memorable: la película de 35 milímetros le da un toque “granulado”, “orgánico”, cada uno de los músicos parece tener un aura especial. Son las 12 del día, el momento del lunch para los británicos oficinistas, por lo cual al escuchar la música muchos se arremolinaron en las calles, azoteas y ventanas vecinas.

the beatles

El grupo extendido entre amplificadores Fender (Deluxe Reverb y Vibrolux Reverb para John y George, Fender Bassman para Paul), la batería clavada en el suelo para que no se recorriera.

A la izquierda y casi escondido del encuadre, Billy Preston encorvado sobre su piano eléctrico Fender Rhodes. Le sigue Paul vestido con un ligero traje negro y camisa blanca, zapatos cafés, empuñando su emblemático bajo Hofner en forma de violín (justo aquel de los inicios de la banda que ya había abandonado por el más moderno Rickenbacker, curiosamente está usando cuerdas negras de nylon, para lograr un efecto más “seco”, contrario al brillo de las cuerdas habituales de nickel).

Detrás está Ringo con una gabardina roja/anaranjada la cual contrasta perfectamente con su batería amarilla. El músico batalla todo el tiempo con el viento que insiste en llevarle el pelo a la cara. Al centro está John, enfundado con un grueso abrigo de piel, propiedad de Yoko, suéter negro con su guitarra predilecta del momento (la Epiphone Casino, color crema), pantalones negros y tenis grises (o blancos muy mugrosos), el viento le vuela su larga cabellera incesantemente dejando al descubiertos sus esponjadas y tupidas patillas.

Al extremo derecho está George, envuelto en un grueso abrigo negro, pantalones verdes y unos muy notorios tenis Converse negros con suelas blancas, en sus manos está una Fender Telecaster, un prototipo especialmente fabricado para él, de madera muy pesada y con acabado café oscuro que usó durante todas las sesiones del álbum.

Siendo la zona comercial y de oficinas de Londres, el “concierto” atrajo la atención de los oficinistas de la zona, los vecinos y alguna que otra grupi que se había enterado que los Beatles estaban tocando. Desde luego, alguien se quejó por el ruido y envió a la policía, cosa que el grupo siempre pensó que pudo ser gran final para la película: los Beatles siendo golpeados y arrastrados por la policía por alterar el orden público (de hecho ante la orden de que se detuvieran, el grupo continuó tocando, esperando una respuesta violenta de la policía). Sin embargo, como señores gruñones, simplemente les advirtieron que bajaran el volumen.

John Lennon culminó la histórica sesión en la azotea con estas palabras: “ Me gustaría dar las gracias en nombre del grupo y cada uno nosotros y espero que hayamos pasado la audición”.

De cierta manera el grupo puso fin a su carrera como había comenzado: siendo una pequeña banda de Rock en espera de la gloria. A principios de los 60, Brian Epstein los llevó a la cima del éxito; en este día de 1969, con este concierto final, el grupo comenzaba su paso a la inmortalidad.

Por cierto, los Beatles no fueron la primer banda en tocar en una azotea. Los Jefferson Airplane ya lo habían hecho en 1968 en Nueva York, despertando al vecindario. Dicha sesión fue filmada por el prestigiado director Jean-Luc Godard.

Hasta el día de hoy, la película Let It Be no se ha editado en formatos digitales (DVD, Blu Ray, streaming). Paul McCartney se había negado rotundamente a escudriñar los archivos de la cinta, pues dice que no quiere que haya testimonio sobre quién fue “el malo de la película”.

En 2018, declaró que ya se encontraba trabajando en “una nueva versión” de Let It Be, la cual será lanzada en DVD/Blu Ray en el año 2020, celebrando 50 años de su existencia.

El día de hoy se hizo el magno anuncio de una colaboración entre los Beatles y el director Peter Jackson para crear un nuevo documental con imágenes inéditas de las sesiones de Let It Be.

Para conocer más sobre el impacto de los Beatles en en distintas ramas de la historia, te recomendamos el podcast RevolverEscúchalo en Convoy

The Beatles Rooftop Concert from Christian Arceo on Vimeo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *