Hace cinco años Black Sabbath satanizó la CDMX

octubre 26, 2018
black sabbath

Hoy hace cinco años, Black Sabbath, con Ozzy Osbourne al frente de la banda, saldó una deuda histórica al presentarse por primera vez con su alineación original casi completa en México.

Por Iván Nieblas

Black Sabbath, son los verdaderos padres del Heavy Metal. Son los progenitores que crearon y consolidaron una nueva forma de hacer música gracias a un desafortunado accidente de su guitarrista y fundador, Tony Iommi. La sangre y el dolor, fueron el combustible que le dio vida al Heavy Metal

Cuando se habla de Metal, nombres como Led Zeppelin, Deep Purple, Grand Funk Railroad, Jimi Hendrix, Cream son recurrentes para trazar el origen de la distorsión y el volumen alto como elementos que le dieron forma. Sus aportaciones son innegables, pero dentro de todos ellos Black Sabbath se puede asignar la autoría intelectual del género, al tiempo que se coloca al mismo nivel legendario que los ya mencionados, en el Olimpo del Rock.

El show que ofreció Black Sabbath en 2013 era cita obligada, compromiso ineludible para los fans de la banda y los asiduos al Rock Pesado, era el pago de una deuda histórica.

El concierto:

Generaciones enteras se dieron cita en esta comunión de música pesada el 26 de octubre del 2013. Jóvenes de todas las edades, biológicas y mentales, ya habían llenado el Foro Sol, ataviados de riguroso color negro, como dictaba la ocasión.

Ozzy Osbourne, detrás de una manta oscura adornada con dos demonios, hacía gritar al público mientras sonaban las sirenas que anunciaban el arribo de “War Pigs”, recibido con un estruendoso alarido de emoción.

Ahí estaban, los dioses de la distorsión, los padres de todo lo pesado: Ozzy, Tony, Geezer, acompañados de Tommy Clufetos en la batería. La piel se enchinaba al escuchar a miles de personas corear la parte final del tema.

“Nos tomó mucho tiempo estar aquí pero finalmente llegamos” fueron las palabras de Ozzy.

Los fans más acérrimos de la banda recibieron dos regalos cuando continuaron con “Into the Void” y “Under the Sun/Every Day Comes and Goes”, calificados por los especialistas y fans como dos de los temas más pesados de su discografía.

El siguiente tema fue “Snowblind”, tema descaradamente alusivo a la “pérdida de la vista” por la inhalación masiva de cocaína, compuesta durante esa era de la banda en la que el polvo blanco contaba como parte del presupuesto discográfico.

Tommy indicaba el conteo y “Age of Reason” daba paso al nuevo material del álbum 13. A pesar de ello, el público nacional parece no respondió a los poderosos riffs del tema. Durante el solo de Iommi, Ozzy se arrodilla ante él y le hace reverencias, mismas que arrancan sonrisas del Riff Lord.

No suficiente con ello, el cantante gatea hasta donde está Geezer, quien no puede contener la risa de ver a su compañero ahí a rastras y haciéndole muecas, quien además tras cuando anunciaba los títulos de algunas canciones hacía un “cú-cú” como haciendo hincapié su propia locura.

El momento cumbre de la noche fue cuando Ozzy anuncia “un tema escrito hace muchísimos años, cuando todo esto comenzó”. Campanas, lluvia y truenos anunciaban el inicio de la misa negra, el Sabbath Negro que iniciaría todo con el “tritono maldito”, tres notas que cambiarían la historia de la música para siempre: “Black Sabbath”.

Continuaban con “Behind the Wall of Sleep” de la misma etapa inicial la cual tampoco prendió pero complació a los fans conocedores. La banda se retiró del escenario para dar paso a un solo de Geezer, que demostró por qué es uno de los mejores bajistas del mundo. La enormes manos del músico con gran destreza atacaban las gruesas cuerdas, a la vez que comenzaba con las primeras notas de “N.I.B.”. El público reaccionaba por fin ante los riffs y el poder de esta canción sobre un demonio enamorado.

El set continúa con otro de sus nuevos temas “End of the Beginning”, extrañamente la guitarra de Iommi se llena de efectos y Ozzy hace muecas hacia la cámara que lo toma, parece estar poseído en verdad por el Gran Astado.

Una más para los fans “Fairies Wear Boots”, solo unos cuantos aplauden, a pesar de ser una de las rolas más emblemáticas del grupo. El grupo deja el entarimado y sólo regresan Tony, Geezer y Clufetos para interpretar la olvidada instrumental “Rat Salad” misma que se liga a un solo de Clufetos.

Otro momento estelar llegaba: “Iron Man” la historia de venganza del adolescente maltratado que hace pagar a todos los que se cruzaron en su camino. Ozzy señala a Tony al tiempo que suenan las notas iniciales y nos indica: “He is Iron Man!”. Todo el mundo entona el riff hasta el final, cosa que al parecer Iommi no se esperaba pues su rostro refleja sorpresa.

Una más del nuevo material, “God Is Dead?”, quizás la canción más popular del álbum 13. La noche se puso candente cuando “Dirty Women” hizo sonar su melodía en las bocinas. En pantalla hubo un nutrido desfile de mujeres desnudas, con pechos generosos, caderas pronunciadas y hasta Bettie Page hizo su aparición.

La ceremonia llegaba a su final.  Con los riffs de “Children of the Grave” aquello ya se convertía en una hecatombe, la locura contagiada por estos cuatro sacerdotes del mal. La banda se despide y Ozzy se hinca a besar el suelo del escenario, satanizándolo desde su negro corazón.

Por supuesto el encore tendría que llegar y muchos se desbarataron de emoción al escuchar los riffs de “Sabbath Bloody Sabbath”, sin embargo, antes de que la canción tomara forma, los riffs fueron interrumpidos para transformarse en los de “Paranoid”, la canción que ha sido carta de presentación de Black Sabbath alrededor del mundo, el eslabón entre generaciones, el virus maldito que una vez contagiado no tiene cura.

El Foro Sol estuvo a punto de caerse, no había una sola persona sin corear y levantar cuernos con la mano; era el orgasmo sonoro de esta gran orgía de distorsión a cargo de sus máximos representantes.

Los míticos pactos con el Diablo aún tienen cierta validez, y el grupo regresó una vez más para despedirse, y consolidar la satanización de la ciudad.

Puedes ver algunas fotos de ese concierto en la página Tono.Tv

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *