El supergrupo de Miles Davies y Jimi Hendrix

septiembre 28, 2018

Ambos músicos planeaban una grabación juntos, antes de la muerte del guitarrista

A 27 años de la desaparición material de Miles Davis, el hombre que cambió el curso de la música al menos cinco o seis veces, recordamos la historia de lo que pudo ser un supergrupo de incalculable valor histórico.

La historia comenzó cuando Jimi Hendrix, el mejor guitarrista afroamericano de los 60, buscando expandir sus horizontes más allá del Rock, fue contactado por Miles Davis, quien también estaba buscando nuevas vertientes de expresión y le parecía que Jimi tenía lo que estaba buscando.

Según la autobiografía de Miles, se reunió con Hendrix varias veces para jammear en su departamento de Nueva York. Las finanzas y sus respectivas agendas, les impidieron entrar al estudio a plasmar lo que estaban creando en ese momento.

No obstante, las circunstancias fueron favorables en octubre de 1969, cuando Hendrix y Miles pudieron reunirse con el baterista Tony Williams y establecer una sesión de grabación para el fin de semana del 24 al 26 del mismo mes. Buscando quien pudiera encargarse de tocar el bajo, el trío de músicos pronto se decidió por uno: Paul McCartney.

El martes 21 de octubre de 1969, le enviaron un telegrama a las oficinas de Apple Records, esperando convencer al Beatle de integrarse a la sesión.

El telegrama contenía este texto:

“Grabaremos un album juntos este fin de semana en Nueva York. ¿Qué te parecería venir a tocar el bajo? Llama a Alvan Douglas 212-5812212. Paz. Jimi Hendrix Miles Davis Tony Williams.”

No se sabe si McCartney recibió la propuesta. La petición sería muy apresurada para que el músico llegara de Londres a Nueva York. El asistente de los Beatles, Peter Brown, respondió el telegrama al día siguiente, comunicándole a Hendrix y Davis que Paul se encontraba de vacaciones y no regresaría hasta dentro de dos semanas.

El telegrama había llegado en un mal momento para McCartney. En Nueva York se difundía el rumor que Paul había fallecido en un accidente de auto y había sido reemplazado por un impostor. Además, el cuarteto de Liverpool estaba atravesando una crisis interna que no habría mejorado si Paul se hubiera reunido con Hendrix y Davis en un nuevo proyecto.

Las sesiones nunca tuvieron lugar finalmente. De acuerdo a varios biógrafos, Miles Davis quería que se le pagaran $50 mil dólares por adelantado para comenzar a grabar. Posteriormente, Miles se encontraba de gira por Europa y se reunió con el arreglista Gil Evans, con quien planeó una nueva grabación con Hendrix. El plan nuevamente se vio frustrado, esta vez por la repentina muerte del guitarrista.

El mencionado telegrama hoy en día forma parte de la colección del Hard Rock Café de Praga, en la República Checa.

Te recomendamos el podcast Precursores con la historia completa de Jimi Hendrix. Los artistas que han marcado la historia. Los pioneros, los visionarios.

Escúchalo en Convoy

Por Iván Nieblas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *