Reivindicar el derecho a ser Tsunami

noviembre 22, 2018
tsunami

“Perdón, pero estoy muy sensible”, dijo Brenda Lozano al tomar la palabra durante la presentación, en la colonia Roma, de la antología Tsunami (editada por Sexto Piso y preparada por Gabriela Jauregui).

El público y la poeta Jimena González, le respondieron que no tenía que disculparse, al contrario, pues hace falta defender el derecho a dejar salir un aguacero si es necesario, pues la sociedad nos recuerda todo el tiempo que hay un protocolo de comportamiento para los “actos formales”, pero la vida siempre es otra cosa.

Daniela Rea ya había abandonado la mesa, no sin antes hablar de su colaboración para el libro, porque su faceta de mamá la acompañó al estrado y sus dos hijas la solicitaban, qué mejor imagen para ilustrar su texto: “Mientras las niñas duermen”. Jimena González ya había abierto la velada con la recitación de su poema “Las otras”, mismo que probablemente nos dejó temblando a más de uno de los asistentes que, en lo más profundo del pecho, también deseamos que nuestra abuela dejará muchas veces a nuestro abuelo y tuviera muchos novios, o que tirara todos los altares de un tsunami.

Se habló de algunos de los escritos que forman la antología, el de Vivian Abenshunshan, por ejemplo, “Disolutas”, mismo que inaugura la lectura del libro y habla de lo que poca gente ha mencionado: las “pedagogías de la crueldad” de las que habló Rita Segato y que enmarcan los talleres literarios (yo me atrevería a afirmar que también la Academia); las constantes cantaletas:

“Esto no es un ensayo, dice el primero. Esto no es literatura, argumenta el segundo. Te falta rigor, hilación, ¡voz propia!, cantan los terceros… La escritura ha pasado por el tribunal. Ella es la acusada. ¿Cuál es su crimen? No escribir bien. No corregir lo suficiente.”

Se mencionó también el de Cristina Rivera Garza, “La primera persona del plural” y se habló sobre el estupor momentáneo que produce que te manden callar o deliberadamente se levante un muro de silencio posterior a una queja, pues el texto de esta escritora dice: “No sería mejor que Cris se callara? […] Era el inicio del siglo xxi y un profesional de las letras […] utilizaba el diminutivo de mi nombre en ese tono de la falsa confianza que intenta disminuir al de enfrente.”

La presentación de Tsunami fue emotiva de principio a fin, inició provocando estremecimientos y terminó sacudiendo nuestras cajas torácicas con la música del trío Xochicanela. El libro igualmente convoca una diversidad de voces y de emociones, es un compendio de “nepantleras”, que como explica Gabriela Jauregui, se refiere a los “estados de la mente que cuestionan ideas o creencias viejas, que adquieren perspectivas nuevas, que cambian visiones de mundo y se mueven en un mundo y otro […]”  Así que si usted decide abrirlo, prepárese para la tormenta.

Tsunami ya está disponible en librerías y en la editorial Sexto Piso

Por Cecilia Santillán

Te recomendamos Telegrafía Sin Hilos, el programa de letras de Convoy. Todos los Miércoles en vivo 8PM o en formato de podcast desde el menú de Convoy

tsunami

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *