¡Que dice la RAE que siempre Nx!

noviembre 28, 2018
RAE

La Real Academia de la Lengua Española acaba de lanzar su primer Libro de estilo; aunque en su rueda de prensa no mencionó que José Martínez de Sousa ya había advertido esta carencia desde hace varios años, pues dichos libros sólo existían dentro del ámbito periodístico y, concretamente, para algunas publicaciones periódicas.

Martínez de Sousa también había explicado, en su Manual de estilo de la lengua española, que dichas publicaciones, mucho más populares en la tradición anglosajona, son un intento por lograr la uniformidad de criterios en la escritura, desde un punto de vista profesional.

En este sentido, es un avance que, por fin, la RAE haya tenido una iniciativa semejante que permitirá ahorrar trabajo a editores y correctores de estilo, principalmente, quienes ya no tendrán que duplicar trabajo por falta de unificación de criterios sobre si una palabra se escribe con mayúscula o minúscula, por ejemplo.

No obstante, el hecho de que deja fuera ciertos usos puede generar una nueva polémica, pues si bien desde hace tiempo la institución se había pronunciado abiertamente a favor de la “descripción de la lengua”, en esta nueva publicación censura algunos usos, como el lenguaje inclusivo y algunos anglicismos.

Esta postura, si bien es comprensible y se justifica con la misma finalidad y razón de ser de un libro de estilo, choca de frente con la declaración mencionada en la propia presentación del libro por Francisco Javier Pérez, quien ha enfatizado que la importancia del libro de estilo debiera ser “según la norma panhispánica […] no enfocada a ningún país hispanohablante en particular, sino a todas las naciones que compartimos el español, y que busca describir los usos, pero no sancionarlos”.

En este sentido, parece conveniente mencionar que, a pesar de que la RAE es una autoridad en materia del uso de la lengua castellana, ésta última es un “ente vivo”, en constante innovación, la Academia nos ayuda a mantener la inteligibilidad entre los hablantes y que dichos cambios no se aceleren y provoquen un desequilibrio en el sistema de comunicación que limite nuestro entendimiento, pero de ninguna manera establece lo que es mejor o peor, pues ése parece ser un criterio meramente subjetivo.

RAE

RAE

Por Lazezi Santillán

Te recomendamos Telegrafía Sin Hilos, el programa de literatura de Convoy. Todos los Miércoles en vivo 8PM o en formato de podcast desde el menú de Convoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *