Falsas seriedades

noviembre 28, 2019
Calzada_de_Tlalpan

En 1983, el avión que trasladaba al escritor Jorge Ibargüengoita de París a Bogotá se impactó en tierras españolas. Muchos recordamos que en dicho vuelo también murieron Manuel Scorza, Angel Rama y Marta Traba. Treinta y seis años después, a manera de homenaje, aparece Nuevas instrucciones para vivir en México, libro publicado en la colección del antologías del sello Gris Tormenta.

Nuevas Instrucciones

En esta nueva compilación, veinte escritores ensayan sobre la idiosincrasia mexicana, tal como lo hiciera el autor de La ley de Herodes, sólo para mostrarnos la necesidad de los mexicanos, cada día más urgente, de develar “falsas seriedades”.  En 1990, el escritor e investigador Guillermo Sheridan se dio a la tarea de recopilar y reunir la obra periodística de Ibargüengoita, obra que de otro modo seguiría en el naufragio del papel periódico; resultado de esta labor, fueron tres volúmenes, uno de los cuales lleva por nombre: Instrucciones para vivir en México y, por supuesto,de dicho título se derivan las Nuevas instrucciones.

                  La prosa de Ibargüengoita se caracterizó siempre por la agudeza crítica y la mordacidad. En este sentido, las Nuevas instruccionesllegan para terminar de acentuar ambas particularidades, puesto que no todos los autores hacen las mismas críticas, ni en temas ni en intensidades, y no todos gozan de la misma maestría sarcástica. De hecho, muchos confiesan abiertamente lo difícil que fue encontrarle el lado jocoso a su respectivo objeto de estudio. Así, por ejemplo, Tedi López Mills termina por confesarse: “Busqué lo chusco… Pero no se me concedió esa magia. La conclusión, por ende, es obvia: la chusca soy yo”.

Parecería que el ser mexicano tiene un inherente sentido del humor que sobresale incluso en la situación más adversa, pero no siempre es así. Pablo Duarte también coincide con la falta de recursos para el ejercicio propuesto: “Los guiños y las interrogaciones se transforman en imitación frontal, en una mímesis de aficionado.” Frustración que, sin embargo, termina rescatando al señalar la propensión de los compatriotas para dejar todo a último momento, en torno a lo cual se cuestiona a sí mismo: “¿Será condición generalizada, exacerbada en las personas nacidas bajo la égida del águila sobre el nopal?”

instrucciones

Y hablando de nopales: sí, en la antología también hay textos que arrancan carcajadas: “Tunas taponas”, de Eduardo de la Garma, quien se desempeña como profesor de “campos de concentración hormonal” (preparatorias). De la Garma explica, en términos aristotélicos, los beneficios y maleficios de la purga emocional y su relación con cierto tipo de tuna. Tuna tapona, que bien podría ser el sobrenombre de una condición que no permite a un autor escribir con la soltura catártica de la risa.

Pero ya entrados en los “alias”, se sabe, según nos cuenta José Manuel Velasco, que “los mejores apodos son una epifanía”, y que de ellos se desprende toda una fenomenología que puede empezar en los senderos del bullying, atravesar la crueldad más honda y finalmente revirar hacia la dignificación: “Las metamorfosis del apodo original cerraron su ciclo el día en que Raúl Urbiola Menéndez (otrora el Monsergas, Mon, Monsito, Mone, etcétera) se le llamó solemnemente Monseñor”.

Y así, en torno a nuestro México, Daniela Tarazona, Ingrid Solana, Aura Penélope Córdoba, Ana Clavel, Jorge Comensal, Yuri Herrera y otros más entablan un diálogo de ultratumba con el espíritu de Ibargüengoita. Pero antes de cerrar este texto, es necesario recordar que otro de los grandes aciertos de los libros de Gris Tormenta (y que en este volumen no pudo faltar) son los valiosos apéndices conformados por las recomendaciones bibliográficas que sobre el autor hacen los antologados. Una razón más para adquirir la Nuevas Instrucciones para vivir en México, sobre todo en estas fechas en que la efeméride nos convoca.

Por Cecilia Santillán

Te recomendamos Telegrafía Sin Hilos, el programa de literatura de Convoy. Todos los Miércoles en vivo 8PM o en formato de podcast desde el menú de Convoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *