Festival Domination. Segundo día y cierre del nuevo festival metalero de la CDMX

mayo 6, 2019
Festival Domination

El festival Domination, en su primera emisión, demostró que tiene todo para convertirse en un referente para los próximos festivales de rock y metal en México.

Texto: David Gonzalez y Luis Acosta Rosas
Fotos: Axel Benitez y Karen Pacheco

Tras atropelladas experiencias previas con otros festivales, tener un cartel y producción de este nivel, con una enorme cantidad de servicios y atractivos funcionales, y un público que estuvo totalmente a gusto en las instalaciones, es un gran paso adelante.

Después de las increíbles presentaciones del primer día, existía la duda de si el segundo podría mantener o superar las impresiones que dejó la primera jornada. El sábado 4 de Mayo también nos deparó grandes sorpresas y presentaciones que estuvieron a la altura o superaron las expectativas. La gente nuevamente se hizo presente a partir de la 1 de la tarde y fueron poblando los escenarios y las diversas áreas que ofreció el lugar.

Pese que en la misma app del evento se aviso que el cielo estaría despejado y con mucho calor, la tarde se nubló y en ningún momento se despejaría, lo que también fue benéfico para los fans que sufrieron un menor desgaste físico, el ambiente era inmejorable y todo estaba listo para una segunda dosis de metal.

Aquí algunos de los artistas que pudimos ver

KHEMMIS

En punto de las 15 hrs, Khemmis salió al escenario Cucapá, mismo en el que Kiss había dado su último concierto en México la noche anterior. Comenzaron inmediatamente con su show que, si bien aún no había demasiados asistentes en el autódromo, los recibió con mucho ánimo. Con un set de poco de 50 minutos, demostraron que el Doom/Stoner también es un género que ha ganado popularidad entre la audiencia mexicana.

Con temas como “Bloodletting”, “Hunted” y “Isolation”, repasaron temas de sus 3 materiales discográficos y brindaron un potente espectáculo de 50 minutos, que los asistentes agradecieron. Incluso, casi al final, con la promesa de ver a Animals As Leaders, los asistentes que no acudieron a ver a Khemmis, terminaron disfrutando de su presentación.

ALESTORM

La banda Irlandesa, exponente del Heavy y del “Pirate Metal”, tuvo una participación breve, pero poderosa en el festival. Con sus canciones acerca de beber (mucha) cerveza y comer pizza. El espíritu de fiesta y de la camaradería entre los músicos es perceptible y en todo momento parecían estar pasándola muy bien.

Desde el inicio dejaron claro que solo habían venido a México a hacer dos cosas: divertirse y tomar toda la cerveza que pudieran. Cosa que reflejó muy bien su setlist y el ambiente relajado y festivo que mantuvieron durante todo su concierto.

1 Keelhauled
2 No Grave but the Sea
3 Nancy the Tavern Wench
4 Captain Morgan’s Revenge
5 Drink
6 Mexico
7 Fucked With an Anchor

ANIMALS AS LEADERS

Comenzamos el recorrido con Animals As Leaders, la banda de metal progresivo originaría de Estados Unidos tomó el escenario principal para darnos un recorrido por sus 10 años de trayectoria; el Autódromo aún con poca afluencia, reunió a un buen número de personas.

Con un set bastante completo, la banda aprovechó sus 60 minutos y pudimos escuchar “Wave Of Babies”, “Point To Point” o “Ectogenesis”, está última perteneciente a su más reciente producción discográfica, The Madness Of Many de 2016.

Entre aplausos y gritos de aprobación, Animals As Leaders los hizo olvidar que la lluvia estaba próxima y dejó todo listo para que Trivium presentara su show ante un público expectante y ansioso por verlos.

TRIVIUM

Con 20 años de carrera, Trivium es una banda de heavy metal originaría de Orlando, Estados Unidos, todos los integrantes aparecieron en escena destacando Matt Heafy, guitarrista y vocalista, que portaba el jersey de la selección mexicana de fútbol.

Los primeros riffs dieron paso a “The Sin And The Sentence”, la respuesta de los fans no se hizo esperar y el estruendo de voces emocionó de manera notoria a la banda, a lo que él mismo Heafy agradeció con palabras en español.

Dentro de su set tuvimos la oportunidad de escuchar “Beyond Oblivion”, “Server The Hand” que fue muy coreada o “Until de World Goes Cold”; los fans estaban felices y así lo hacían sentir entre cada canción, haciendo sentir a Trivium la calidez de los fans mexicanos.

El momento final llegó con “Capsizing The Sea/In Waves”, en la que Matt Heafy logró que la mayoría de los asistentes se agacharán casi hasta el suelo para después estallar y entregarles un último momento de adrenalina.

RATT

Continuando con los escenarios principales, era el turno de una agrupación clásica, Ratt llegó a celebrar 40 años de su fundación, aunque los años 80 fueron testigos de sus mejores momentos, la banda aún se encuentra en forma y sus más fieles seguidores los recibieron con una gran ovación.

Veteranos del metal tanto arriba como abajo del escenario, todos ataviados de chamarras o pantalones de cuero, Stephen Pearcy se dijo agradecido por tocar en México y ya con la noche cayendo tocaron “Back For More”, “You’re In Love”, “Lack of Communication”, “Round and Round” y “Lay It Down”, todos grandes temas de sus mejores años.

Festival Domination Festival Domination Festival Domination Festival Domination

THRICE

Nos alejamos un poco del escenario principal para escuchar a los californianos de Thrice, una banda que prometía desde que se anunció su participación en el festival y que no desentonó con todo lo que se presentó en la primera edición del Domination.

Ya con más asistentes dentro del recinto, Thrice brincó al escenario donde sus fans ya los aclamaban, y en el que aprovecharon para presentar su sencillo más reciente, lanzado en enero de este año, “Hold Up A Light”.

Un show trepidante que tuvo a todos brincando y cantando clásicos como “Hurricane”, “Silhouette” o “Image Of The Invisible” entre lo más destacado, así nos acercábamos a la recta final de esta primera edición del festival metalero.

APOCALYPTICA

La lluvia comenzaba a amenazar al Festival Domination, pero antes de eso Apocalyptica apareció para presentar la gira que celebra los 20 años del disco Plays Metallica By Four Cellos,con esto pudimos ver un set íntegramente de canciones de Metallica.

Eicca Toppinen tomó el micrófono y pidió a todos cantar cada una de las canciones, afirmando que todos los reunidos ahí serían los vocalistas de Apocalyptica por una noche, y así fue, “Battery”, “Master Of Puppets”, “Unforgiven” entre otras se escucharon fuerte y claro.

Uno de los mejores momentos se dio con “One” mientras la noche y lo que quedaba de lluvia se combinaba para despedir a la banda nórdica de los escenarios del Festival Domination, los fans cantaron cada una de las canciones mientras arriba los chelos y sus distorsiones rindieron un homenaje a uno de los cuatros grandes del trash.

Festival Domination Festival Domination Festival Domination Festival Domination

HERE COMES THE KRAKEN

En otro punto del festival, nuevamente el metal nacional se hizo presente y para este segundo día los encargados de cerrar el escenario fueron Here Comes The Kraken, directamente desde Aguascalientes invadieron el Domination y la gente no los dejó solos, con un nutrido moshpit, wall of death y mucha cerveza, los fans destrozaron sus gargantas al ritmo de “Never Regret”, “BLVCKST” o una de las más aplaudidas “Aguascalientes (Dead Home City)”.

Durante una hora y llenos de ímpetu, Here Comes The Kraken demostró por qué fueron los estelares de la noche, era momento de partir y correr a otro punto del festival para escuchar a los Dead Kennedys.

DEAD KENNEDYS

Los veteranos del punk se presentaban como uno de los actos más importantes de la noche y no era para menos, con una carrera de mas de 40 años Dead Kennedys se han convertido en leyendas de su género.

Con un set que en ningún momento quedó a deber, fueron envolviendo a los fans mexicanos mientras subían las revoluciones y reventaban las bocinas, con un mini cover a Taylor Swift incluido.

Lo mejor de su repertorio nos llevó al final de su show, no sin antes escuchar clásicos como “Moon Over Marin”, “California Über Alles”, “Bleed For Me” y “Holiday In Cambodia”.

LAMB OF GOD

Algo de lo mejor de la noche estaba por comenzar y así lo confirmaba la gente que abarrotó el escenario donde Lamb Of God tocaría, al punto de parecer uno de los shows estelares, y dejando la sensación de que la banda debió estar en otro escenario.

En punto de las 9:20 de la noche Randy Blythe y compañía se adueñaron del festival, los estadounidenses regalaron uno de los mejores shows del día, tal vez solo comparable con Alice Cooper.

Canciones que se han convertido en referentes del género fueron cantadas con notoria emoción por Blythe, quien se notaba sorprendido por la convocatoria.

Un show de poco más de una hora donde canciones como “Omerta”, “Ruin” o “Walk Whit Me In Hell” nos demostró que Lamb Of God ya está encumbrado como uno de los grandes del metal.

UNEARTH

Aunque no era considerada una banda principal, los veteranos del metalcore con más de 20 años de carrera brindaron un show lleno de poder. A pesar de que al inicio de su participación el escenario “Evolution” estaba algo vacío (alrededor de 100 personas), la banda comenzó a tocar con toda la actitud y poder. Poco a poco, los asistentes iban siendo más y lograron aglomerar una cantidad importante de asistentes.

Sin que el número de asistentes afectara su actitud o calidad de interpretación. Con canciones como “My Will Be Done”, “One with the Sun”, “Endless”, “Zombie Autopilot y “The Great Dividers”, los estadounidenses realizaron un concierto intenso y honesto. Finalizaron su presentación agradeciendo al público y mencionando que esperaban que no fuera su último show en México.

THE BLACK DAHLIA MURDER

Con gran expectativa, los asistentes se reunieron en torno al escenario Headbangers para disfrutar una de las bandas más extremas programadas para ese punto del día. The Black Dahlia Murder siempre se ha caracterizado por el poder y brutalidad de sus composiciones. Desde que comenzaron, nos arrojaron a la cara una selección de lo mejor de su trayectoria. Sabían que no disponían de mucho tiempo y lo aprovecharon bien.

Canciones como “Widowmaker”, “Jars”, “Contagion”, “Statutory Ape”, “Warborn” y “What a Horrible Night to Have a Curse” sonaron sin piedad, provocando algunos de los mosh pits más rápidos y violentos. La furia y la actitud de Trevor Strnad, vocalista de la banda nunca bajó su nivel.

Al finalizar, mencionaron estar muy complacidos por la reacción del público y cerraron su presentación con “I Will Return”

CONVERGE

La legendaria banda de Punk y Hardcore, Converge, realizó una presentación muy poderosa y consistente, de acuerdo a su trayectoria y a las expectativas que se tenían de la banda. De forma muy puntual, en el escenario Headbanger’s. La presencia fue ruda e intimidante desde el primer momento. Jacob Bannon, ataviado con una playera de la legendaria banda Neurosis, se apoderó del escenario desde el momento en el que entró en él. Sin decir más, comenzaron con “Reptilian”.

La audiencia que había esperado pacientemente por ver a los veteranos de Converge, estaba complacida por tan potente inicio. La actitud de la banda, dispuestos a dar lo mejor, se notó desde que comenzó el set. Sin detenerse a dar muchas explicaciones, las canciones siguieron sonando. Temas de todas sus etapas fueron interpretadas, “Dark Horse”, Under Duress”, “Trigger”, “Broken by Light” y la clásica “Jane Doe”.

Sin duda, Converge fue uno de los shows más brutales, honestos y representativos del festival. Ningún momento fue desperdiciado por la banda liderada por Jacob Bannon y Kurt Ballou.

1 Reptilian
2 Dark Horse
3 A Single Tear
4 Under Duress
5 Predatory Glow
6 All We Love We Leave Behind
7 Empty on the Inside
8 I Can Tell You About Pain
9 Trigger
10 Eagles Become Vultures
11 Broken by Light
12 Concubine
13 Jane Doe

SATYRICON

Los veteranos del Black Metal de Noruega, Satyricon, ofreció un concierto brutal y cargado de emociones, dejando ver que no solo son grandes músicos, sino que también se entregan y comprometen con el público de manera total. Durante su participación, Sigurd “Satyr” Wongraven no dejó de agradecer a la audiencia mexicana y al Domination por darles la oportunidad de tocar aquí. Con lluvia y con la mayoría del público bajo una capa impermeable, recibieron una ovación de todos los asistentes al escenario “Headbanger”.

Desde su salida al escenario, dejaron claro que querían brindar el mejor show posible, con una capa de maquillaje blanco, el “corpse paint” clásico del Black Metal, los noruegos comenzaron con el primer tema de su más reciente producción, “Midnight Serpent”. Continuaron interpretando canciones de muchos de sus discos clásicos, incluyendo el tema “Supersonic Journey”.

Justo antes de terminar con su show con “K.I.N.G.”, Satyr le habló a su audiencia, con una emoción y sinceridad que no muchos frontman admiten frente a los fans.

“Ni siquiera puedo empezar a decirles cuánto agradezco que estén aquí. El motivo de por qué esto que hacemos vale la pena…el motivo por el que el esfuerzo por estar aquí y haber volado 18 horas para poder tocar solo una hora valga la pena…es por ustedes. Por ustedes que han venido a vernos y nos han aceptado desde el principio. Les agradezco, México, por todo esto.”

Setlist:

1 Midnight Serpent
2 Our World, It Rumbles Tonight
3 Now, Diabolical
4 The Ghost of Rome
5 Supersonic Journey
6 Mother North
7 The Pentagram Burns
8 Fuel for Hatred
9 K.I.N.G.

DREAM THEATER

No es sorpresa que Dream Theater es una de las bandas más prolíficas y virtuosas de la escena actual del metal progresivo. A pesar de estar en uno de los escenarios principales, la audiencia se vio algo disminuida, ya que, casi al mismo tiempo, Lamb of God comenzaba su espectáculo.

Al ritmo de “Untethered Angel”, Dream Theater comenzó con su setlist, seguido de la mítica “A Nightmare to Remember”, de su disco de 2009, Black Clouds & Silver Linings. No hay ninguna duda que Dream Theater conocen y ejecutan a la perfección sus instrumentos. La calidad del audio fue magistral. Cada uno de los solos y riffs fue ejecutado con precisión.

Haciendo gala de su enorme kit de batería, Mike Mangini se lució en sus entradas y secciones con doble bombo. Jordan Rudess, ecuánime, controlado, interpretando la música con tranquilidad pero con mucha espectacularidad. La comunicación y acoplamiento entre John Petrucci y John Myung es perceptible. Se complementan y lanzan miradas cuando tienen espacio para improvisar. James LaBrie, a pesar de haber cantado (como siempre) muy bien, no interactuó mucho con el público mexicano, excepto en un par de ocasiones que aclaró que tenían un disco nuevo e interpretarían algunos temas del mismo.

A pesar de ser considerada una banda de culto, muchos de sus temas más largos hacían que la euforia en general disminuyera un poco. En especial, durante los largos y derivativos solos y demostraciones de virtuosismo, con los que el público, por momentos, se veía algo cansado.

Un espectáculo cargado de material visual impresionante (uno de ellos con referencias a Game of Thrones y muchas otras historias de la cultura popular) y que concluyó magistralmente como “As I Am”. La participación de Dream Theater se vio disminuida por ser parte de un festival, ya que la banda es conocida por sus largos y exhaustivos conciertos de más de dos horas y media de duración.

Setlist:

A Nightmare to Remember
Fall Into the Light
Peruvian Skies
Barstool Warrior
In the Presence of Enemies, Part I
The Dance of Eternity
Lie
Pale Blue Dot
As I Am

ALICE COOPER

La atracción principal del día 2 para el Festival Domination. Alice Cooper es ya un legendario músico y pionero de la indumentaria y teatralidad del Glam o Goth metal. Quedó a su cargo la tarea de cerrar el festival y lo hizo bastante bien. Inmediatamente después de finalizar el turno de Dream Theater, aparcieron los ojos maquillados de Alice en una enorme pantalla, comenzó el audio que anunciaba su llegada y que nosotros hemos sido elegidos para una velada con él. El escenario se llenó de luces y fuegos artificiales. Todo para comenzar el concierto de casi dos horas de duración con “Brutal Planet”.

Saliendo entre cortinas de humo, los músicos comenzaban a tocar, pero no había señales de Cooper. Finalmente, bajando por las escaleras con una capa negra, Alice Cooper hizo acto de presencia. Al llegar a la parte frontal del escenario, arrojó violentamente su capa, comenzando a cantar:

“We’re spinning round on this ball of hate
There’s no parole, there’s no great escape
We’re sentenced here until the end of days
And then, my brother, there’s a price to pay…”

Con mucha energía, el concierto comenzó. No intercambió muchas palabras con el público, salvo para agradecer la presencia de todos. Sin pausa y sin piedad, nos arrojaba sus mejores temas. El público coreaba cada una de la canciones. El mismo escenario que había utilizado KISS la noche anterior, se llenó de muñecos y figuras tenebrosas. Al fondo el escenario, los ojos de Alice Cooper cubiertos de telarañas observaban a los miles de fans reunidos en su show.

Temas como “No More Mr. Nice Guy”, “Under My Wheels”, “Billion Dollar Babies”, “Lost in America”, “Woman of Mass Distraction” y “Poison” sonaron en el Autódromo. Las emociones y la energía estaban a tope.

Sin olvidar la teatralidad que ha caracterizado a Cooper, la segunda mitad del show se enfocó en contarnos una tragedia, que comenzó con “Feed My Frankenstein”, contándonos la vida de un científico loco y su extraña relación amorosa con una mujer/muñeca, a la que termina asesinando en “Only Women Bleed”. La policía lo descubre y es recluido en una institución mental durante “Paranoiac Personality”. Durante “Killer”, intenta escapar y casi asesina a una de las enfermeras que lo atormentan. Al final, es atrapado y sentenciado a morir en la guillotina. Con sus ejecutores cargando la cabeza del ejecutado, finalizaba “I Love the Dead”.

Cuando todo parecía haber concluido, Alice Cooper salió nuevamente a escena, con una camisa blanca manchada de de sangre de donde su cabeza había sido desprendida instantes antes, para interpretar “I’m Eighteen”. Nuevamente, con las emociones a tope, salió del escenario tras la poderosa interpretación. Toda la banda se había despedido, pero la audiencia pedía más.

Sorprendieron  a todos con el inicio de “School’s Out”, que fue coreada por todos los asistentes. Entre fuegos artificiales, globos gigantes y fuego, unieron el final de la canción con “Another Brick In the Wall”, original de Pink Floyd. Entregaron, de esa forma, un final perfecto para dos días de completa emoción y celebración del Rock y Metal, que nos hizo vibrar y mover la cabeza hasta que nos doliera la espalda. No hubo una mejor forma de terminar con el Festival Domination que sin duda cerró con broche de oro su primera edición, prometiendo que habrá segunda edición en el 2020.

Setlist:

1 Brutal Planet
2 No More Mr. Nice Guy
3 Under My Wheels
4 Billion Dollar Babies
5 Be My Lover
6 Lost in America
7 Serious
8 Fallen in Love
9 Woman of Mass Distraction
10 Poison
11 Halo of Flies
12 Feed My Frankenstein
13 Cold Ethyl
14 Only Women Bleed
15 Paranoiac Personality
16 Ballad of Dwight Fry
17 Killer
18 I Love the Dead
19 I’m Eighteen
20 School’s Out/Another Brick In the Wall

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *