Sin pensarlo tanto. Entrevista con Courtney Barnett

marzo 8, 2019
Courtney Barnett

Courtney Barnett es sin lugar a dudas una heroína de la guitarra, digna representante de esa especie que parecía en peligro de extinción. Su Fender Jaguar color rojo, con una calcomanía-advertencia que dice “Scorpio”, nos advierte del sonido intenso y dramático que hace emanar de ella.

Por Héctor Fernández
Fotos: @axelbentz

En esa intensidad, Courtney gusta de tocar de una manera poco usual para los altos decibles; esto es con los dedos de la mano, sin depender de plectros o plumillas.

Previo a su presentación en el Plaza Condesa, logramos colarnos en el backstage y platicar por unos minutos con Courtney acerca de su ansiedad, su forma de componer, pedales de guitarra, y de la situación del rock que está saliendo de Australia.

Un tema muy recurrente en tus letras es el de pensar las cosas demasiado.  Encontré una entrevista donde supuestamente dices que no te encuentras como alguien particularmente especial, y que solamente le estás dando una oportunidad a tu lo que sabes hacer. Quizás muchos de tus fans se sienten de la misma manera, y evitan darle demasiadas vueltas a la vida. Cómo te sientes al respecto ahora que has recorrido el mundo?

 

Creo que es una característica humana común, preocuparse acerca de si has tomado las decisiones correctas; de lo que las otras personas piensan de ti, y otras cosas que piensas diariamente. Y me he dado cuenta que conforme vas creciendo te vas dando cuenta que quizás no tiene importancia, pero de igual manera cada persona está configurada de una manera distinta. En mi caso estoy configurada de una manera que me hace pensar las cosas desde todos los ángulos, lo cual a veces lleva a pensar demasiado las cosas y estresarme; pero a final de cuentas creo que no tiene importancia.

Al ser alguien que constantemente está componiendo tantas canciones, ¿en algún momento has sufrido algún tipo de bloqueo creativo? ¿cómo lo manejas?

No estoy muy segura ¿sabes?, yo siempre batallo bastante cuando compongo canciones (risas), así que el bloqueo creativo no parece existir realmente, ya que componer canciones siempre es difícil. Yo creo que cualquier forma de arte, si sale demasiado fácilmente, entonces… no lo sé… O bueno, quizás eso sea bueno para algunas personas (risas).

¿Cuando compones, lo haces en el camino mientras estás de gira, o quizás prefieres darte un descanso después de la gira para relajarte y darte un tiempo para escribir?

Tengo mis fases, mis altas y mis bajas. A veces tengo rachas donde escribo muchísimo… Mientas estoy de gira por lo regular sólo hago notas, o escribo algunos pequeños poemas o algunas cositas por aquí y por allá. A veces hago más que eso, pero en realidad no cuento con un proceso sólido para hacer las cosas. Pero sí, cuando tengo algo de tiempo libre, me siento para revisar estas notas y hacer canciones de ellas, pero es como todo en la vida; a veces cuando tienes demasiado tiempo libre, tu cerebro explota y hay demasiado espacio para poder lograr terminar las cosas (risas).

Suele pasar (risas). Algo que me parece impresionante es tu forma de tocar la guitarra. Y me doy cuenta que quizás tienes algo de fascinación con algunas cosas de los años noventa. Tienes una guitarra customizada que parte del modelo de la Fender Jaguar de Kurt Cobain, cuéntame un poco de tu forma de tocarla, ya que acostumbras tocarla únicamente con tus dedos, sin ayuda de plumilla.

 Simplemente, no sé, por mi forma de ser no me gusta depender de las plumillas, me estreso demasiado si se me cae o si la pierdo… Así que empecé a tocar la guitarra sin plumilla y así se me quedó…

Veo que también te gusta usar mucho el efecto del chorus, como buscando sonar más “gordo”.

 Sí, a veces, pero ya no tanto la verdad. Es un sonidote, pero la verdad no puedes ser muy sutil con un pedal de chorus. Solía utilizarlo mucho, pero ahora sólo lo uso en un par de canciones, lo reservo para ocasiones especiales (risas).

Increíble. ¿Y qué es lo que prefieres cuando tocas en vivo? ¿Prefieres ser la única guitarrista en la banda, o quizás te gusta tener otra persona en la guitarra para apoyarte, o de plano tener más guitarristas y convertir todo en mucho ruido y distorsión?

He tenido un segundo guitarrista en la banda, muchas personas distintas, amigos que han tocado conmigo… En algún momento estuve tocando con un tecladista y otro guitarrista, también llegué a tener otra persona cantando, umm, algo así como una persona que canta y toca el pandero ¿sabes?, creo que todo tiene su momento y función, pero me gusta tener la capacidad de poder cambiar la alineación, porque es agradable tener muchos recursos en ocasiones, y en otras no tener tantos a la mano. Eso te permite cambiar las cosas y poder darle una aproximación distinta a las canciones. Es agradable no tener una fórmula, no tener que hacer las cosas de la misma forma cada vez que haces una canción.

Últimamente nos han llegado a México muchos artistas que salen de Australia; como tú, como Jen (Cloher, su pareja hasta hace poco), Tame Impala, Pond, King Gizzard, Wolfmother 10 años atrás… ¿Qué piensas de la situación actual del rock en el panorama global? Porque en Latinoamérica tenemos una gran cantidad de ritmos urbanos como el reggaetón dominando la escena, y el rock ha entrado en una situación –no me gustaría llamarle declive- en la que las generaciones más jóvenes han perdido el interés en el rock, lo cual encuentro un poco triste por todo lo que conlleva.

Creo que siguen habiendo increíbles bandas de rock con guitarras en el momento. Muchas de las personas con las que comparto escenario en festivales -y a las que quizás llamarías mis compañeros musicales-  creo que son una fuente de inspiración y grandes artistas. Creo que la música simplemente va por ciclos como las tendencias en la moda, y que la gente se va hartando de ciertas cosas, y creo que con algunas de las ideas antiguas del rock n roll, la gente quizás se va dando cuenta que son medio una tontería, se hartan de ellas, e intentan cosas nuevas (En este momento suenan las guitarras del soundcheck en el fondo).

A veces, creo que efectivamente, muchas cosas se reciclan en el rock y dan hueva. Pero también creo que hay muchos elementos únicos de la experiencia del rock –como el soundcheck- donde hay una gran acumulación de energía. Sé que estoy por preguntarte la cosa más cliché de la vida, pero cómo has sentido la energía en México cuando nos has visitado?

Creo que la energía del rock es muy alta, amigable y emocionante. Siempre es muy agradable poder tocar ante una audiencia llena de energía.

Courtney Barnett se presentó el pasado lunes 4 de Marzo de 2019 en el Plaza Condesa para presentar su más reciente producción “Tell Me How You Really Feel”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *