Lyle Tuttle pionero en el mundo del tatuaje muere a los 87 años

marzo 28, 2019
Lyle Tuttle

El artista jugó un papel importante en llevar el arte corporal a la corriente principal y dejó su marca permanente en muchos clientes famosos, incluyendo a Janis Joplin, los Allman Brothers Band, Paul Stanley de Kiss, Cher y Joan Baez.

Tuttle se fascinó con los tatuajes a temprana edad, a los 14 años, se fijó en los soldados que regresaban de la Segunda Guerra Mundial con varios diseños entintados permanentemente en sus cuerpos. “Me pareció un romance y una aventura”, dijo durante una entrevista con el San Francisco Chronicle.

Tuttle rápidamente se hizo su primer tatuaje. Él seguiría teniendo el 95 por ciento de su cuerpo cubierto de arte para el momento de su muerte. Comenzó a tatuar en San Francisco en 1949. No sería hasta muchos años después que Tuttle entintó su primera celebridad.

En 1970, Joplin se aventuró al salón de tatuajes de Tuttle y le pidió que diseñara una pieza parecida a una pulsera alrededor de su muñeca. Al terminar, la cantante pidió un tatuaje más, un pequeño corazón en su pecho. “Sólo un pequeño regalo para los chicos”, dijo ella. “Como la cereza en el pastel.”

Joplin se convirtió en una de las primeras celebridades tatuadas del mundo, su obra de arte resuena con el movimiento de liberación de la mujer.

Un artículo del New York Times de 1973 describía la creciente popularidad de los tatuajes entre las mujeres, señalando que el arte corporal ya no era sólo para las “niñeras de remolcadores” y las “mujeres que trabajan para Barnum & Bailey”. El mismo artículo se refería a Tuttle como el “gurú de la Costa Oeste de la aguja eléctrica”:

Dondequiera que el tatuaje sea legal, el Sr. Tuttle dice que las mujeres se hacen tatuajes en sus bolsillos.

En 1971, fue el turno de los Allman Brothers de ser entintados por Tuttle. En una entrevista con la revista Relix, el baterista Butch Trucks recordó la experiencia. “Había un tipo en San Francisco llamado Lyle Tuttle, y Dickey (Betts) realmente había empezado a meterse en los tatuajes. Así que se acercaba y tomaba ácido, y Lyle daba libre forma a Dickey.”

Tuttle se retiró del tatuaje en 1990, aunque continuó ocasionalmente decorando a sus clientes a su propia discreción. A lo largo de su vida, su pasión por el arte elegido nunca desapareció.

“Los tatuajes son marcas de viaje, pegatinas en el equipaje”, proclamó con orgullo el artista en su sitio web. “Los tatuajes son especiales, tienes que irte y ganártelos.

Una publicación en Instagram de Tuttle dice: “Nos rompe el corazón comunicar que nuestro querido amigo Lyle falleció pacíficamente anoche…”

View this post on Instagram

We are heartbroken to communicate that our beloved friend Lyle passed away peacefully last night. Lyle inspired so many of us with his joy for living, his boundless creativity, humor, and unconditional friendship. He will always be our favorite tattooed prince. He lifted us with the magic in his soul and his bright spirit across oceans, time and space. A service to honor and celebrate Lyle will be held this Saturday at 2pm at Eversol Funeral Home in Ukiah. Come one come all- let’s make this a gathering as wonderful and special as Lyle has made us all feel. He loved us all…. Please respectfully do not call the Ukiah house at this difficult time. More details to follow. #lyletuttleforeverbelovedfriend #oneinamillion #beafriend

A post shared by Lyle Tuttle (@lyletuttlecollection) on

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *